Inicio » Destacado » Patricia Balderrama: “Nadie nos va a regalar nada”
Yatasto

Patricia Balderrama: “Nadie nos va a regalar nada”

Patricia Balderrama, una de las hijas de Juan y a cargo de la Peña Boliche Balderrama, dijo que están evaluando los daños en el techo y presupuestando los arreglos. «Nadie nos va a regalar nada. Esta ha sido una familia siempre de trabajo, nadie nos va a regalar nada» dijo la empresaria.

Patricia se mostró sorprendida por las repercusiones y agresiones que reciben siendo que dan trabajo a tantas familias y ha sido la vidriera de muchos artistas locales.

Patricia explicó la situación vivida en Boliche Balderrama el jueves pasado, como consecuencia del temporal. “Abrimos todas la puertas para que se ventile, mientras los mozos se preparaban y merendaban. En lo que ellos se van, comienza a correr un fuerte viento, se hizo como un embudo en el techo, lo levanta y lo hace caer. Una cuarta parte del techo del local, lo que sería la entrada y la zona anterior al escenario se cayó, no fue todo el techo como dijeron algunos medios”, explicó.

A posteriori, “llamamos al 911 y pedimos ayuda tras lo cual llegaron de Bomberos, de la Municipalidad y del Gobierno, quienes nos ofrecieron colaborar por la lluvia y la situación que vivíamos en ese momento”.

En referencia a la seguridad que tiene el local, siendo que recibe a diario a muchos turistas, Patricia detalló que para la habilitación de la peña se presenta anualmente un certificadodonde participan Bomberos, se establece el Rol contra incendios, se hace un relevamiento integral del estado del edificio. Es más, dijo que “este techo lo arreglamos hace unos 4 años, cuando mi padre aún vivía. Cambiamos todas las chapas y habíamos hecho las reparaciones pertinentes”.

Asistencia

La presencia del ministro de Cultura y Turismo y del secretario de Turismo, ocurrió al otro día, que fueron a interiorizarse y conocer los daños que sufrió uno de los íconos del turismo en la ciudad. “Agradecimos su presencia, nos llevó tranquilidad. Nuestra familia toda la vida se dedicó a este negocio, es lo único que sabemos hacer, pero nosotros nunca solicitamos un crédito ni dinero para reparar los daños. Fue un acompañamiento y nos ofrecieron ayuda, como lo hacen con cualquier empresario del sector”. Es más, recalcó que nunca tuvimos un privilegio en el trato, más allá de que Balderrama sea un patrimonio cultural de la ciudad.

“Esta ha sido siempre una familia de trabajo, esto lo saben todos los salteños, desde cómo comenzó hasta como estamos hoy. Todo lo hicimos con nuestro esfuerzo. Hoy por hoy hay más de 40 familias paralizadas hasta que podamos abrir de nuevo nuestras puertas», indicó.

Estimó que por 15 días más estará cerrada la peña, hasta que un ingeniero y un arquitecto terminen el estudio de los daños, elaboren y ejecuten las obras necesarias. “Nadie nos regala nada, todo lo vamos a hacer a pulmón nuestro como siempre lo hemos hecho. Si por los costos se llega a necesitar alguna asistencia será a modo de préstamo y a través de una entidad bancaria. Pero estimamos que vamos a hacerlo nosotros solos, no va a ser un regalo”